La bella belleza japonesa, Hitomi Oki, está con dos machos en el dormitorio, listos para soportar el sexo con ellos y repartir sus grandes pollas en modos difíciles. Hasta llegar a las escenas de sexo en grupo de alta clase, primero debe soplarlas bien y tenerlas entre sus piernas para lamer su coño y su culo.